En este artículo te enseñaré algo muy importante que debes tener en cuenta desde el principio y durante el proceso de construcción de tu negocio online. Te enseñaré la relación que tiene la vida de un Bambú Japonés con tu vida de negocios online y offline.

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada, jalándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!

El Caso del Bambú Japonés

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes, consiste en: sembrar la semilla, abonar la tierra, y luego se ocupa de regar constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros seis a siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el año 6 o 7, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡más de 30 metros!

Es posible que te preguntarás

¿Tardó sólo seis semanas crecer?

No, la verdad es que se tomó entre siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.

La Enseñanza del Bambú Japonés

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo puede ser desde semanas hasta años!!

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.

Y esto puede ser extremadamente frustrante. Lo sé!!!

Recuerda, desarrollar un negocio no es apto para impacientes!! Debes trabajar con fe todos los días!!!

En esos momentos (que todos tenemos), debemos recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que “en tanto no bajemos los brazos” ni abandonemos por no “ver” el resultado que esperamos, que en realidad sí está sucediendo algo, que no miramos!!! Es el creciendo y madurción de nuestro ser interior o nuestro negocio está creciendo desde adentro.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

No cabe duda que la enseñanza del Bambú Japonés es muy motivante para aquellos que tenemos un negocio tanto en Offline como en Online.

Para los que estamos en la lucha en nuestros emprendimientos, en desarrollar oportunidades de crecimiento para nuestros negocios, no bajemos los brazos aunque en apariencia no vemos temporamente ningún resultado.

Sigamos trabajando en nuestro emprendimiento, no lo abandonemos.

No pierdas la Fe!! Debes seguir adelante aun no mires nada que está sucediendo!! Enfócate y ponte en acción!!!

 

“Porque me apasiona enseñar lo que practico.” – Ing.Néstor Alfaro

Me Interesa Tu Comentario …

Me gustaría que me dejaras tu comentario sobre este artículo que acabas de leer.

Yo personalmente estaré contestando tus preguntas y comentarios.

No olvides enviarme tu testimonio si has logrado aplicarlo y conseguir excelentes resultados.

 

Por Favor Compartirlo…

Si te gustó este artículo, te doy la autoridad que lo compartas con tus seguidores en Facebook, Twitter y en tus contacto.

Gracias,

Pin It on Pinterest

Share This